NOSOTROS

1

El arte está impreso en la naturaleza, a donde quiera que miramos hay diseño y color. El hombre crea a partir de lo creado. El artesano tiene la capacidad de leer la sabiduría de su entorno natural que sin palabras habla a su inspiración, su obra es un poema que se recita visualmente en muchas formas, a veces en forma de vasija otras en forma de mochila, pero siempre cautiva a quienes la observan.

Nuestra marca existe porque los artesanos existen. Nuestro deseo es ver brillar los símbolos culturales representados en las artesanías colombianas. La clase de belleza y conocimiento que se encuentra en estos es un patrimonio maravilloso de nuestra tierra. El artesano en interacción con la naturaleza, trae su sabiduría espiritual a una obra de arte por medio del trabajo manual.

Mapalé valora lo que el artesano autóctono valora. No queremos transformar su producto, ni industrializarlo, por el contrario, nuestra meta es preservarlo y mostrárselo al mundo. Somos Colombia viva, arte hecho a mano, corazones que laten al unísono con la supervivencia del artista nativo que no quiere fama, ni gloria sino comunicarse con su pasado y dejar un legado en su futuro.